El Mesón de Fuencarral: 85 años de éxitos

El Mesón de Fuencarral es de los pocos restaurantes pueden decir con la cabeza bien alta que llevan 85 años siendo un referente gastronómico. Con los años se fue convirtiendo en toda una institución, ofreciendo cocina tradicional castellana basada en las buenas materias primas de la temporada. Sus ilustres clientes, desde el rey emérito primero hasta Felipe VI, presidentes de gobierno, nacionales y foráneos, artistas, cantantes y hasta personalidades de Hollywood, han dejado su huella en este restaurante, que a pocos kilómetros de la madrileña Plaza Castilla, representa un reducto de paz con vistas a la sierra.

Entre sus imprescindibles, los huevos con migas y chorizo, las croquetas caseras, el cochinillo o la paletilla de cordero; platos que década tras década siguen siendo los más demandados.

El actual chef y gerente, Ramón Dios, quien fuera presidente de los Jóvenes Restauradores de Europa hasta 2015, ha mantenido intactas muchas de las recetas con las que comenzaba a cocinar su abuela, allá por el año 1932, pues muchos de sus clientes representan la quinta generación de una misma familia. Estas bodas de mármol (como se llama al 85 aniversario) llegan tras años dedicados a una atención al cliente exquisita, con vocación por el buen servicio y donde se escucha las preferencias de sus comensales antes que cualquier moda pasajera. Entre esos cambios para que nada cambie han incorporado una carta con casi 40 platos indicados para celíacos e intolerantes a la lactosa.

Para celebrar estos 85 años de éxitos, El Mesón de Fuencarral ofrece hasta diciembre un menú degustación que recorre la historia de este emblemático establecimiento a través de su gastronomía. Por 39€ (IVA incluido) puedes disfrutar de tres entrantes (palitos de berenjena con salmorejo cordobés, rodajas de tomate con bonito escabechado y ensalada de reglamento), croquetas de la casa, migas con chorizo y alcachofas con velo de jamón ibérico; merluza a la gallega y el medallón de cordero lechal. Reserva sitio para el postre porque no podrás resistirte: leche frita castellana, tarta de chocolate y hojaldre de arroz con leche. Todo marca de la casa.

 

Recuerda: El Mesón de Fuencarral, Carretera de Colmenar Viejo Km 14,500, Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.
Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.