Muñagorri apuesta por el sabor ahumado en sus platos

Muñagorri es uno de esos restaurantes en los que siempre se acierta, sin importar si es la primera vez que se visita o si se es un cliente habitual. Y más después de haber sido galardonado con un sol de la Guía Repsol. Pero Pedro Muñagorri, un cocinero vasco afincado en Madrid, sabe cómo agradar a sus clientes con cambios para que nada cambie.

 

Su apuesta culinaria se basa n la materia prima de temporada y de máxima calidad, para lo cual busca a proveedores (la mayoría pequeños) que llenan su despensa y con los que elabora una cocina honesta y de corte clásico. Desde febrero, además, incorpora unos ahumadores y aromatizadores que se emplean frente al comensal.

Cuando levantan la campana que descubre el plato bajo una espesa manta de humo, es imposible no trasladarse con la imaginación y la memoria olfativa a algún rincón de la sierra o la montaña, algún espacio con chimenea donde los olores de las distintas maderas en combustión calman y alimentan el alma.

Esos aromas enriquecen exponencialmente la oferta de un restaurante, modificando ligeramente sus sabores primarios y aportando nuevas sensaciones. Para ello se emplea serrines de haya, roble y madera de viña, y algunos aromatizadores como café, té, hierbas, flores o algas.

Pedro Muñagorri ofrece esta experiencia en ciertos platos que considera adecuados, como las verduras a la llama, la picaña de vaca rubia gallega o el mousse de chocolate.

¿Te animas a probarlo? Lo encuentras en calle Padilla, 56. Madrid

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.
Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.