Elektra y el factor sorpresa

  • El restaurante flexiteriano reduce su carta a 8 platos estrella e incorpora sugerencias diarias según la disponibilidad del mercado

 

  • Todas sus propuestas giran en torno a la cocina saludable y un estilo comfort food, con máxima atención al origen y las materias primas

 

 

Llegan nuevos aires a Elektra. El restaurante situado en el barrio de Chamberí reduce su carta fija a 8 platos estrella, aquellos que triunfan entre sus fieles clientes: papas canarias con mojo picón verde, rojo y salsa brava; mejillones menieur, variado de hummus casero, hamburguesa Elektra, risotto thai, lasagna boloñesa, nem cuon de vieira y gamba, y steak tartar sirio. Estos platos reflejan una identidad clara del restaurante: son apetecibles, algunos con cierto valor nostálgico o sentimental, como “las recetas de la abuela”, y otros con un espíritu libre e innovador, inspirados en viajes y ciudades multiculturales.

 

A esta oferta fija se sumarán diariamente hasta cuatro nuevas sugerencias del día según la oferta del mercado, además de un mínimo de 5 opciones de carne y otras 5 de pescado, que rotarán semanalmente. Así, el factor sorpresa será la clave, con una treintena de platos nuevos disponibles semanalmente en el restaurante, distribuidos tanto en los menús de mediodía como en las recomendaciones fuera de carta de las cenas.

 

La carta de postres también es un fiel reflejo de su apuesta por ofrecer platos aptos para veganos y vegetarianos: brownie vegano con aguacate, plátano y helado de naranja; tangerine pie, tarta de queso La Peral azul con helado de toffe, un bowl de fruta o la nueva incorporación: tarta bizcochada de té matcha y manzana.

 

Al frente de la nueva oferta se encuentra el chef ejecutivo Emilio Salas, asesor gastronómico desde la apertura de Elektra hace dos años, ideólogo y creador de las nuevas recetas de inspiración internacional. Fiel a la esencia de Elektra, la nueva propuesta está basada en unos altos parámetros de calidad de la materia prima y tiene puesto el foco en el origen, tratando que sea lo más fresco, ligero y saludable posible, e incorporando una gran cantidad de vegetales.

 

Los menús de mediodía

De lunes a viernes la oferta de mediodía se resume en dos menús del día: uno básico con cuatro entrantes y cuatro segundos a elegir (14€); y un menú ejecutivo compuesto de un aperitivo, una copa Mia (vino joven, fresco y afrutado), un primero (elegir entre dos opciones) y un segundo (también a elegir entre dos recomendaciones). Estas propuestas de mediodía serán las que compondrán las sugerencias fuera de carta semanales. De esta forma los clientes tendrán numerosas alternativas difíciles de repetir.

 

Un espacio para relajarse

Elektra ha sido siempre un lugar acogedor para cualquier hora del día. Por la mañana es ideal para tomar un desayuno con bollería artesana elaborada in house, o los brunch más completos durante el fin de semana. A mediodía, dos propuestas de menú adaptadas al momento y contexto de sus clientes, tanto si comen en solitario como si se trata de un almuerzo de trabajo. Las copas se hacen hueco por la tarde, e incluso se celebran eventos de afterwork, como las tardes de manicura, tarta y cóctel (segundo martes de cada mes) o hamburguesa y cerveza artesana (tercer miércoles de cada mes). Por la noche cambia el ambiente y se vuelve más íntimo, con luces más tenues y sonando un elegante hilo musical de fondo. En cualquiera de estos momentos los perros son bienvenidos, ya que se trata de uno de los restaurantes dog-friendly más chic de Madrid.

 

 

Dirección: Santa Engracia, 108. 28003 Madrid

Teléfono: 912 54 59 11

Horario: lunes y martes de 10h a 17h; miércoles, jueves y domingo, de 10h a 00h; viernes y sábado de 10h a 02h.

Días de cierre: ninguno

Precio medio: 35€

Precio menú del día: 14€ (IVA incl.)

Precio menú ejecutivo: 25€ (IVA incl.)

Web: www.elektramadrid.es

Facebook: https://www.facebook.com/ElektraMad/?ref=br_rs

Twitter: @ElektraMadrid

Instagram: @elektramadrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.
Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.