Cómo vestir y comportarte en cenas de empresa

Tenemos las comidas y cenas de empresa encima, algo que celebran tanto pequeñas como medianas o grandes corporaciones. En todos los casos debemos tener en cuenta algunas reglas básicas de protocolo si no queremos meter la pata. La asesora de imagen Paz Herrera nos muestra algunos de esos consejos que deberían estar incorporados en nuestro ADN:

Reglas de protocolo

  • Es un encuentro distendido pero sigue siendo dentro del ámbito del trabajo, por lo que siempre se deben mantener las formas y no perder de vista donde estamos. Mantener una actitud similar a la de la oficina.
  • Evitar tomar muchas confianzas con los jefes
  • Evitar hablar de ciertos temas como políticos, religiosos, políticamente incorrectos o de otras personas de la empresa
  • Comer con los cubiertos adecuados, no fumar en la mesa ni atender al teléfono
  • Intentar no llegar tarde y no irse antes de los postres. Aunque si la situación se descontrola, se aconseja una retirada a tiempo.
  • Prestar especial atención a los selfies y a subir fotos a las redes sociales, quizá haya quien no quiera salir en esa foto y/o habrá que pedir autorización.
  • No beber más de la cuenta

 

Apuntes para la vestimenta

  • Evitar ir como todos los días, excepto si se va directamente desde la oficina, aunque no suele ser lo habitual
  • Dar un carácter más festivo al look. Los hombres, por ejemplo, pueden utilizar un traje más moderno, no llevar corbata o usar un zapato más informal. Si es un evento distendido, se puede utilizar un vaquero oscuro con una chaqueta. En el caso de las mujeres, vestir más moderna, atractiva, con un recogido, labiales rojos… Ni provocador, ni formal; ni demasiado llamativa y nunca vulgar. Por ejemplo: vestido negro con cadenas de varios largos, falda más estrecha, con bordado o pailettes.
  • Es el momento de apostar por los complementos. Los hombres pueden arriesgar con colores de la corbata, gemelos, la correa del reloj o los calcetines. Las mujeres pueden optar por zapatos de tacón más alto y fino, gargantilla de piedras, un chaleco bordado, o botines de tendencia, como son los de terciopelo, cadena o tachuelas (si se trata una cena informal)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.
Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.