A falta de mar, buenas son las terrazas

Cristina Barbero

 

Confieso que me encanta el mar, creo que no podría vivir mucho tiempo sin verlo u olerlo. Pero en Madrid, una ciudad maravillosa donde solo parece faltar un mar de fondo, llegado el buen tiempo son las terrazas las máximas protagonistas de la gastronomía y el ocio. Somos muy de pasar tiempo en la calle, nos gusta el sol y una bebida bien fría y si estamos rodeados de naturaleza, mucho mejor. Así que hoy te proponemos tres terrazas de Madrid para tres momentos distintos, para que puedas disfrutar del terraceo en diferentes versiones.

Donde Marian (c/ Torpedero Tucumán, 32)

Este restaurante lleva más de dos décadas abierto y sigue siendo una pequeña joya escondida en la zona de Pío XII. Su ubicación entre chalets y zonas residenciales le da un carácter muy especial, alejado de la carretera y con amplio aparcamiento en la puerta. Dentro, su terraza, a la que se accede exclusivamente desde el interior del restaurante, tiene capacidad para unas 40  personas. Donde Marian es un lugar de referencia para tomar un buen chuletón a la brasa de encina, una merluza (la preparan de cuatro formas distintas) o alargar la sobremesa con alguna de su decena de referencias de whisky Premium (te contamos todo en este post). Sin ruidos, perfecto para olvidarte del reloj.

El Mesón de Fuencarral (Carretera de Colmenar Viejo, Km 14,500, área de servicio sentido Madrid)

Este restaurante es toda una referencia en Madrid de comida castellana. Inmutable al paso del tiempo, El Mesón de Fuencarral cumple este año sus «bodas de mármol», o lo que es lo mismo, 85 años de servicio ininterrumpidos (excepto los años que duró la Guerra Civil) y que sigue en manos de la misma familia, ya por la tercera generación (puedes leer más información en este post). Su ubicación privilegiada con vistas a la sierra se agradece cuando se notan unos grados más frescos que en pleno centro de la ciudad. Y frente a su amplia terraza se encuentra un pequeño parque infantil que entretiene a los más pequeños, en un recinto cerrado para la tranquilidad de los padres. Ideal para familias.

¡Tu! Pasta (Avda. Menéndez Pelayo, 27)

En los últimos años han empezado a verse con mayor frecuencia las tiendas-restaurante (o risto-shop en italiano) como esta. Cocina 100% italiana que se puede degustar en el propio local, comprar para llevar o comprar los ingredientes para cocinar en casa. Desde los clásicos embutidos y quesos o la rica pasta fresca que elaboran en su propio obrador de Boadilla del Monte hasta vinos, panes, salsas o condimentos. Todo lo que puedas necesitar para una experiencia propia de la dolce vita. Si te pierdes con la elaboración, en su web explican con detalle las recetas (aquí puedes leer el post sobre el restaurante). Y su terraza, aunque solo tiene espacio para 12 comensales, está justo frente al Parque del Retiro, así que se posiciona como muy apropiada para hacer un alto en el camino tras disfrutar del pulmón de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.
Trabajar con Ideas Bien Contadas nos ha ayudado a posicionarnos en el sector gastronómico y fortalecer nuestra marca. En pocos meses conseguimos que varios de nuestros productos se convirtieran en tendencia. Aprovechamos las oportunidades que la agencia nos brindó, participando de las acciones puntuales propuestas, con numerosas publicaciones en prensa escrita, on-line y radio. Nuestra comunicación estuvo en las mejores manos y nos sentimos especialmente arropados también en el asesoramiento para la comercialización dentro del sector. Conseguimos cumplir nuestros objetivos en cuanto a branding, posicionamiento e incremento de nuestro revenue. Desde mi experiencia, probablemente los factores más importantes a la hora de contar con una agencia, por supuesto además de la efectividad y profesionalidad; son la humildad, honestidad y transparencia, sin duda los puntos fuertes de Ideas Bien Contadas.